loader image

Al volante: un estudio analiza el incremento de mujeres en roles de conducción en la vía pública

De acuerdo a un estudio realizado por La Caja y curado por Leda Pereyra, investigadora del CONICET, 7 de cada 10 encuestados nota un aumento de mujeres en la conducción de vehículos particulares o laborales. Sin embargo, continúan siendo las principales usuarias del transporte público tanto en el área metropolitana de Buenos Aires como en otras provincias del país.

Conducir es un acto de libertad que le permite al usuario desplazarse por cualquier territorio sin depender de nadie más que de su auto. Aunque históricamente el acto de manejar un vehículo se vinculó al público masculino, en los últimos años se viene percibiendo un incremento en la cantidad de mujeres que gestionan el carnet de conducir y salen a la calle. 

El grupo asegurador La Caja realizó un estudio social que analiza los hábitos y las costumbres en el escenario vial y develó que cada vez son más las mujeres que utilizan vehículos con fines de traslado personal o con motivos laborales (hay mujeres conductoras de camiones, de ambulancias, de taxis y de colectivos).

Los resultados se desglosan en base a una muestra de 400 casos compuesta por 50% mujeres y 50% varones entre 18 y 60 años. Las personas encuestadas se encuentran distruibuidas geograficamente de la siguiente manera: AMBA (50%), Mendoza (15%), Córdoba (15%), Tucumán (10%) y Río Negro (10%).

El primer dato que la encuesta arrojó en ese sentido es que a gran parte de la población le resulta indistinto el género de la persona a cargo de la conducción de cualquier medio de transporte.
“Con respecto del uso del auto es importante considerar que, en las ciudades analizadas, únicamente cuentan con este recurso de movilidad entre un tercio y algo más de la mitad de los hogares. Se observa que, en los casos en que hay un vehículo en el hogar, no son mayormente las mujeres quienes lo utilizan efectivamente, dejando ver que al interior de los hogares las decisiones sobre los recursos de movilidad aún hoy evidencian un sesgo de género”,
sostuvo Leda Pereyra.

¿Cuáles son los datos más importantes de la encuesta?

Según la deducción obtenida en el estudio, este último ítem tiene origen en el menor incentivo que de jóvenes reciben las mujeres para aprender a manejar o sacar la licencia. De este modo, posiblemente también sea más dificultoso realizar proyecciones en roles profesionales vinculados al manejo.
Los datos compartidos por la ​​Agencia Nacional de Seguridad Vial para el estudio realizado por La Caja indican que, del total de licencias de conducir emitidas en 2021 en el país, alrededor de un tercio corresponden a mujer que tramitaron o renovar el registro: se trata del valor más alto en once años.  Un escenario similar tiene lugar en la Ciudad de Buenos Aires, donde 4 de cada 10 nuevas licencias fueron otorgadas a mujeres durante el 2021, representando la mayor promoción en el transcurso de varios años.

Al mismo tiempo, el público joven indicó que reconoce con mayor facilidad las formas en las que las mujeres atraviesan por situaciones de violencia de género en la calle, a diferencia de lo que sucede con otros grupos etarios que no identifican rápidamente estos episodios.

¿Qué sucede con las leyes de tránsito?

Del total de los encuestados por la entidad aseguradora, 5 de 10 asegura que las mujeres respetan en mayor medida que los varones las leyes de tránsito vial. 
“Hoy emerge el incremento en el uso profesional del auto por parte de las mujeres, lo que constituye una oportunidad de salida laboral en el actual contexto de crisis. Esto podría precisar del apoyo por parte de las políticas públicas y empresariales focalizadas en promover la participación de las mujeres en el transporte, sector que históricamente ha sido altamente masculinizado”, explica Leda.

Tips útiles de manejo: